Vio y escuchó lo que otros no

Chrome OS: mucho ruido y pocas nueces

Publicado: 2009-07-09

Hace unos días Google anunció su idea de desarrollar su propio sistema operativo para enfrentar el monopolio de Microsoft. La noticia ha causado revuelo a nivel mundial y todo el mundo está hablando de ella. Sin embargo, pocas veces he visto tanto barullo por nada. Y es que luego de leer el anuncio del mismo blog de google, me doy cuenta que no están proponiendo nada nuevo.

Google propone convertir su navegador estrella, Google Chrome, en un sistema operativo. Eso implica, como mínimo, tres cosas, drivers para manejar el hadware, una interfaz para que el usuario pueda controlarlo y aplicaciones ejecutables. Google propone desacoplar esa tercera parte, las aplicaciones, ya que dentro de su visión estas se encuentran en la “nube” (termino usado para referirse a la Internet que dicho sea de paso nunca me gustó). En ese sentido, un sistema operativo sólo debería “cargar” la maquina y abrir el navegador lo más rápido posible. Para cubrir las otras dos partes, utilizarían Linux para manejar el hadware (en Google no son idiotas, saben que el kernel de Linux tiene más soporte de hadware que nadie) y su navegador como interfase de comunicación para el usuario.

Ahora, ¿qué es lo nuevo o revolucionario de esto? Sobre Linux corren muchas interfases, todas diferentes. Entre las grandes están Gnome y KDE, pero también podemos encontrar otras como Fluxbox, Xfce, y un largísimo etc. Todas ellas pensadas para diferentes necesidades o aplicaciones. En ese sentido, lo único que haría Google sería una nueva interfaz a la docena de otras que existen. Que tan revolucionaria o no sea la interfaz está por verse dependiendo de como evolucione su navegador. Por ahora no es diferente a un Linux con sólo Firefox instalado.

Ahora, con respecto a las aplicaciones, Google ha dicho que eso no es necesario en tanto su sistema va a estar orientado al uso de la web, remplazando a las aplicaciones instaladas en la computadora de un usuario por aplicaciones web, que estén disponibles en la web. Eso significa que en vez de abrir un procesador de texto como Open Office.org Writer o M$ Word, uno usaría Google Docs. Ahora, esto tampoco es nada nuevo. Hace cerca de un año o algo más, salio una distribución de Linux que proponía exactamente eso. La distribución se llama gOS y ha convertido las aplicaciones web como Google Docs o Facebook en aplicaciones del sistema mediante la utilización de Prism, una tecnología desarrollada por Mozilla (si los mismos del Firefox!) para desacoplar las aplicaciones web de los navegadores. Cualquiera que tenga Ubuntu, y me imagino que en otras distribuciones será igual, puede instalar Prism y empezar a usar Google Docs como su procesador de texto principal.

Finalmente la propuesta de Google ha recibido mucha más cobertura en la prensa y en los blogs de la que merecía. Desde mi punto de vista no es nada nuevo a lo que se ha propuesto antes. La única diferencia es que lo ha propuesto Google, un gigante de la Internet. Por otra parte, hay algunos aspectos de la propuesta que son cuestionables. El hacer que un sistema operativo dependa exclusivamente de las aplicaciones en Internet puede sonar ultramoderno, pero por el momento sólo es viable es países “superconectados”. En países como el Perú algo como eso no podría funcionar debido a que las conexiones no son tan rápidas y no son accesibles a todos. También resulta bastante peligroso, desde el punto de vista de la privacidad y seguiridad, el depender de una gran compañía para usar tu computadora. En la propuesta de Google, la computadora del usuario no tendría siquiera porqué tener un disco duro para almacenar los documentos, ya que estos se almacenarían en los servidores de Google. Esto es peligroso, aunque creamos en Google cuando nos dice “don't be evil” (no seas malo), ya que si por algún motivo se dañan sus servidores o perdemos acceso a ellos, perderíamos también todos nuestros archivos. Y si no creemos en Google podemos ponernos paranoicos y decir que nos espían, o que le venden información al gobierno sobre nuestras actividades, etc. Osea, Chrome OS y 1984 sólo se distinguirían por la buena fe que tengamos en Google.


Escrito por

jorgejhms

Sociologo, rockero, linuxero y socialista. Por la jornada de 4 horas!


Publicado en

Estación Esperanza!

Desde el SUR para todos los mundos...