Aunque cambies de color, sigues siendo la misma

Anarco-socialista

Publicado: 2008-10-27

Muchas veces me he definido a mi mismo como socialista. Esa es una forma de marcar una posición en el espectro político y le daba una idea general a las personas que me preguntaban, de algunas de las ideas que sostengo. Sin embargo, en casi todas esas ocasiones he tenido que dar la salvedad de que se trata de un socialismo "moderno" (personalmente no me gusta ese adjetivo) que cree en la "libertad individual". Y es que es, francamente inevitable. El socialismo se asocia, en la mayoría de los casos, con regímenes dictatoriales como Cuba, la Unión Soviética, China (aunque ahi ya no son socialistas, dicho sea de paso).

Si nos ponemos a pensar en las barreras que dividen a la gente, dentro del mundo occidental moderno (salvedad importante), son dos principalmente: la economía y el poder. El socialismo se encarga muy bien del eje económico. Busca la igualdad y genera un sistema en el que "de cada quién según su capacidad, a cada quién según su necesidad". Sin embargo, genera dos nuevas clases de gente: los dirigentes (el partido, la burocracia, los militares, dependiendo de cada país) y el pueblo. En ese sentido el socialismo no cumple su promesa de crear una sociedad sin clases, porque no se encarga del eje del poder sino que muchas veces lo potencia.

Entonces, si queremos una sociedad sin clases, tenemos no sólo que destruir las diferencias económicas (acabar con el capitalismo) sino también detruir "el poder", la dominación de los hombres sobre los hombres. Desde hace tiempo sostengo esas ideas. Es por eso que siempre hago la salvedad del "socialismo moderno".

Sin embargo eso me acerca cada vez más la teoría anarquista. El anarquismo es, en principio, una variante del socialismo, pero cuyo enfasis se encuentra en el eje del poder. La acepción original del anarquismo no es caos o desorden, sino "sin jefe" o "sin gobierno". Y esa es la acepción que pienso tomar. En otras palabras, entenderé el anarquismo (y por eso me definiré como anarquista) como la lucha por la eliminación de la dominación económica y el capitalismo, como por la eliminación de la concentración del poder y toda dominación de los hombres sobre los hombres. Es la lucha por una verdadera democracia directa y socialista. La lucha por la libertad y la igualdad, en todo nivel, en todo espacio y en todo lugar.

Hice una salvedad. Dije que los principales ejes de división entre las personas en el mundo occidental moderno eran el poder y la economía. Y lo dije porque si nos vamos del "mundo occidental" y nos adentramos cada vez más al SUR, vemos que la cultura es otro aspecto que divide a la gente. Es la incapacidad de comprendernos mutuamente. Eso se agrava si tenemos en cuenta que la cultura occidental ha sido netamente imperialista y se ha impuesto como la única "verdadera" sobre todas las demás. Una lucha que no tenga en cuenta este aspecto está condenada al fracaso. Es por eso que la vertiente zapatista del anarquismo llama tanto la atención, porque no sólo es la lucha por otro mundo, sino la lucha por "un mundo donde quepan muchos mundos".


Escrito por

jorgejhms

Sociologo, rockero, linuxero y socialista. Por la jornada de 4 horas!


Publicado en

Estación Esperanza!

Desde el SUR para todos los mundos...